HAY HISTORIAS QUE MERECEN SER CONTADAS

HAY HISTORIAS QUE MERECEN SER CONTADAS

ESCRITO POR: FABIAN CAMPANINI

Éste post no va de medallas, ni grandes registros va de historias de vida, superación, perseverancia y como saber reponerse a los duros golpes de la vida.

 

Es curioso como detrás de cada logro deportivo hay una historia, muchas veces conmovedora que motiva a realizar grandes gestas personales que nos obligan a salir de la zona de confort y romper barreras mentales que a priori parecen infranqueables.

 

Luis Bellino, no sólo es mi atleta, sino uno de mis mejores amigos, una persona con un aura especial que enamora a todo el que lo conoce, nos conocimos hace unos 7 u 8 años, le interesaba entrenar pruebas de muy larga duración cuando todavía el mundo ultra no estallaba a nivel mediático, comenzamos el proceso de entrenamiento pero al poco tiempo una grave enfermedad con un desenlace terrible de un familiar muy cercano lo alejó una temporada del deporte como no podría ser de otro modo, son heridas difíciles de sanar que llevan tiempo, trabajo y mucho sacrificio.

 

Al poco tiempo yo pasé por lo mismo, mi hijo enfermó gravemente y él fue sin duda alguna un gran apoyo familiar y personal, estuvo pendiente todos y cada uno de los días que duro ese terrible proceso, tiene un don para  escuchar y siempre tiene la palabra justa para motivar o  dar ánimos,  te estaremos agradecidos eternamente.

 

En los últimos años ha sido mi fiel escudero en cada locura de prueba y entrenamiento que he realizado, se ha comido madrugones, horas y miles de kilómetros con la bicicleta o simplemente de plantón en una pista o circuito ayudándome con la hidratación, parciales y ánimos permanentes. Es un apasionado irremediable del deporte que lo vive como nadie.

 

Dicen que el tiempo lo cura todo, yo creo que no, pero es verdad que uno aprende a vivir con determinadas situaciones, a finales del año pasado  Luis me dijo, estuve viendo el medio Ironman en Portugal,  me encantaría hacerlo, vamos a ello le dije. Luis dio un gran paso, personal, emocional y físico  apuntándose  al medio Ironman de Cascais – Portugal, su primer gran desafío después de muchos años,  no sólo fue ponerse en forma si no perder peso, vaya que si lo ha logrado, entrenamiento tras entrenamiento, día tras día fue puliendo su estado de forma, no hay nadie más poderoso que un atleta motivado y con la convicción de cumplir una meta.

 

Obviamente la prueba se terminó, mucho mejor de los esperado, para mí, como su amigo y entrenador fue importante y emotivo, porque cierra una etapa de su vida y abre una nueva con ilusionantes proyectos. La moraleja de ésta historia es que todo tiene su proceso, su tiempo….hay que ser paciente, perseverante y antes o después la vida, la vida nos da pequeñas revanchas.

 

Súper orgullos de ti amigo, al menos para mí, un gran ejemplo, te queremos!

 


Los comentarios están cerrados.